Archive for junio, 2008

El mayor decomiso de la historia-Argentina

junio 22, 2008
El camión se detuvo a sólo mil metros de un puesto de control de la Gendarmería, en Misiones. El conductor abandonó el vehículo bajo una lluvia torrencial y dejó más de 6 mil kilos de marihuana en el acoplado. Según informó el comandante Enrique Zach, el jueves pasado a las 7 una patrulla advirtió la presencia de este camión, varado en la ruta provincial 4 entre las localidades misioneras de Santa Ana y Leandro N. Alem, y avisó a sus superiores del Escuadrón 8 “Alto Uruguay”.

“Se trató del mayor decomiso de marihuana de una sola vez que se registra en la historia del país”, estimó ayer el comandante principal Marcelo Torrisi. “Lo secuestrado fue valuado en cerca de los 20 millones de pesos”, afirmó el jefe de Prensa de Gendarmería al referirse a los panes de marihuana prensada que provenían de Paraguay y que intentaba ser ingresada a la ciudad de Buenos Aires, tal vez creyendo que por tratarse del Día del Trabajador había controles más flexibles.

La Gendarmería montó un operativo y dispuso varios móviles para la ocasión. Al llegar al lugar los gendarmes advirtieron que el camión estaba en marcha, aunque no había rastro de su ocupante, y procedieron a revisar su carga. Según el informe oficial, en el acoplado del viejo vehículo (un Mercedes-Benz 1114) se encontraron 230 bolsas de arpillera cargadas cada una con entre 20 y 25 kilos de marihuana.

La hipótesis de los investigadores es que el ocupante del camión se amilanó ante la presencia del puesto de control de la Gendarmería y optó por escapar a la carrera, internándose en un espeso bosque de la zona. La causa quedó en manos del juez federal de Posadas, Claudio Ramón Chávez.

http://www.pagina12.com.ar/

Anuncios

A OAKSTERDAM UNIVERSITY DE CALIFORNIA ENSEÑA A CULTIVAR CANNABIS CON FINES MEDICOS

junio 19, 2008

Título en cultivador de porro

El certificado verde” es sinónimo de conocimiento y prestigio en California. Para conseguirlo, quienes pretenden perfeccionarse en todo lo relacionado con la marihuana deben tomar cursos intensivos sobre horticultura, medicina, historia y política. Las clases se dan en una antigua farmacia en el centro de Oakland, en la Bahía de San Francisco. Ya se graduaron 200 estudiantes y hay más de 500 anotados que empezarán luego de las vacaciones de verano. Aunque el cannabis está prohibido por ley federal, en California fue legalizado para uso médico en 1996. Esta norma posibilitó un circuito de casi quinientos dispensarios autorizados en ese estado y asegura la salida laboral de los futuros graduados. El centro de estudios abrió en noviembre pasado y ya tiene una sede a estrenar en Los Angeles. Se inspiró en un instituto similar en Amsterdam, por eso, su nombre proviene de la unión de Oakland y de la capital de Holanda: Oaksterdam University. Según sus autoridades el objetivo principal es explotar la incipiente industria de la marihuana que, según activistas cannábicos estadounidenses como Jack Herer o Ed Rosenthal, ya genera preocupación de las corporaciones farmacéuticas. El uso médico ha crecido en Canadá y ya se aplica en los 10 estados norteamericanos donde está permitido. Sirve para aliviar el sufrimiento de personas que padecen enfermedades como el cáncer, la esclerosis múltiple y el VIH.

Según contó una de las graduadas de 56 años llamada Christie a la agencia AFP, desde que los médicos le diagnosticaron depresión tomó Prozac durante años pero la dejaba sintiéndose frenética y con náuseas. Su hijo la inició en el uso de la marihuana y aseguró que al poco tiempo cambio los antidepresivos por el porro. “Siento más alegría y finalmente puedo dormir mejor”, sintetizó la mujer, una productora independiente de sitios de Internet, que asistió a las clases motivada por aprender las leyes en torno del cannabis, luego que la administración que controla las drogas envió cartas a los dispensarios exhortándolos a cerrar o enfrentar multas.

Sin embargo, la ley que posibilitó el cultivo en California ha sido ampliada en los últimos años para proteger a quienes producen, distribuyen o venden la sustancia para usos médicos y hasta se creó un programa voluntario de identificación. Por esta protección, y por el boom del cultivo ilegal en Estados Unidos –generado por los estrictos controles en la frontera con México, tradicional proveedor de marihuana–, en la agencia antinarcóticos local (la DEA) han priorizado investigar los cultivos clandestinos. Joe Gettman, un reconocido investigador de la Coalición para la Reclasificación del Cannabis, aseguró que el año pasado la marihuana ya se había convertido en el cultivo más grande y redituable del país.

En California ya hay 700 mil pacientes autorizados a tener hasta 25 plantas y a comprar en dispensarios como The Farmacy, que factura cinco mil dólares por día. El permiso no es una prescripción médica sino una recomendación y se puede conseguir tras pagar los 100 dólares que cobran los médicos por la consulta. La mayoría de los dispensarios tienen reglas estrictas al público: sólo entran quienes tengan el carnet de residencia y la recomendación.

La Oaksterdam University refleja el grado de excelencia que quieren alcanzar los dispensarios, que optan por aceptar las cosechas de los cultivadores que tienen “el certificado verde” porque son 100 por ciento orgánicas, es decir, sin ningún tipo de abono químico. Sin embargo, el curso no empieza y termina en el jardín. Además de explicar cómo balancear el PH y secar y curar las flores, los alumnos arman simulacros entre los propios alumnos para que sepan qué hacer si son detenidos por un policía.

Entre los profesores hay abogados, horticultores y activistas como Chris Conrad, uno de los principales impulsores del referéndum popular que transformó a California en el primer estado en legalizar el cannabis para uso medicinal. Con los años, otros nueve estados se sumarían, con más o menos restricciones, a esta iniciativa: Washington, Colorado, Hawai, Alaska, Maine, Montana, Nevada, Oregón y Vermont.

“El gobierno gasta una cifra astronómica en el control de las drogas y en encarcelar personas”, dijo Danielle Schumacher, rectora de la Oaksterdam University. El dueño del instituto, Richard Lee, ya ha dicho en varios medios estadounidenses que su idea es incentivar a los alumnos a que abran su propio dispensario. Lee cultiva y comercia marihuana desde hace 17 años y nunca estuvo preso. El curso cuesta 200 dólares y el material de lectura obligatoria 75, dura dos días: sábado y domingo.

Claro que no todos los estudiantes sueñan el dispensario propio, algunos apuntan a formar cooperativas de cultivo como en España o Bélgica. Sin embargo, esta forma de asociación es una batalla aparte: en 2001 los jueces de la Corte Suprema fallaron en contra de la primera cooperativa en Oakland y la cerraron.

Vía libre a la planta del balcón

junio 19, 2008

La Justicia consideró que penalizar el cultivo de la planta de marihuana para consumo personal contraría el respeto a las acciones privadas que garantiza la Constitución. La Cámara Federal sobreseyó a un hombre que tenía seis plantas.La Sala 1 de la Cámara Federal porteña calificó de “inconstitucional” la ley que castiga el cultivo de cannabis sativa para consumo personal y sobreseyó a un hombre que tenía seis plantas en su balcón. Según informaron ayer fuentes judiciales, los camaristas Eduardo Farah y Eduardo Freiler coincidieron con el defensor oficial en destacar que la cosecha de esas plantas no estaba destinada a la venta y se realizaba en el ámbito privado de esa persona. El argumento central del fallo fue el respeto de la acciones privadas que no afectan a terceros y sobre las que la Justicia no tiene jurisdicción, tal como establece el artículo 19 de la Constitución nacional.

El juez federal Sergio Torres había procesado al imputado porque consideró que su actividad violaba al artículo 5 de la ley 23.737, ya que se comprobó que “cultivaba plantas de marihuana para luego producir estupefacientes y destinarlos al consumo personal”. Luego, el magistrado dispuso que el acusado fuera sometido a un tratamiento de rehabilitación para su adicción, también conocido como probation.

El artículo citado por Torres también contempla penas de entre un mes y dos años de prisión a quien “siembre o cultive plantas o guarde semillas utilizables para producir estupefacientes (…) cuando por la escasa cantidad sembrada o cultivada y demás circunstancias surja inequívocamente que ella está destinada a obtener estupefacientes como consumo personal”. El hombre tenía seis plantas de cannabis sativa sembradas en una gran maceta en el balcón de su departamento, ubicado en la calle Venezuela al 4000, en el barrio de Boedo.

Sin embargo, el acusado apeló la sentencia a través de su defensor oficial, quien consideró que el procesamiento dictado por el juez “traspone el ámbito de privacidad ajeno a la autoridad de los magistrados”. Es que, a su criterio, la conducta de su defendido “no pone en riesgo siquiera de un modo potencial la salud pública y por ello no se inmiscuye en el ámbito público, es decir el relativo a las reglas de moral intersubjetiva”.

Al revisar el caso, los camaristas Eduardo Farah y Eduardo Freiler le dieron la razón al defensor oficial. Según fuentes judiciales, los jueces sostuvieron que “la norma analizada presenta problemas equivalentes a aquellos que hemos detectado respecto de la figura que reprime la tenencia de estupefacientes para consumo personal cuya inconstitucionalidad hemos declarado en diversas oportunidades”.

Esta sala declaró inconstitucional penar la tenencia de drogas para consumo personal en un fallo del 22 de abril. En ese escrito afirmó que la ley actual genera “una avalancha de expedientes destinados a consumidores sin lograr ascender en los eslabones de la cadena del tráfico”. El caso había empezado cuando dos jóvenes iban a una fiesta electrónica y fueron requisados (la policía les encontró seis porros y una pastilla de éxtasis). Sin embargo Farah, a diferencia de su colega Freiler, no siempre votó de esta manera.

En mayo de 2007, cuando todavía Gabriel Cavallo era parte de la Sala I, Farah y el entonces juez ratificaron el procesamiento de un joven a quien la policía detuvo en las inmediaciones de la estación de Liniers por poseer un porro (de 0,65 gramo). En una resolución de tres carillas, lo acusaron de transgredir el artículo 14 de la ley 23.737 que pena la tenencia para consumo personal. Freiler falló en disidencia y citó como antecedente su voto en favor de sobreseer al músico Pipo Cipolatti.

http://www.pagina12.com.ar/

Argentina

junio 19, 2008

Un fallo declaró inconstitucional el castigo a la siembra de marihuana para consumo personal

La Cámara Federal porteña decretó la inconstitucionalidad de la ley que castiga la siembra de marihuana para consumo personal y sobreseyó a un hombre que tenía plantas de cannabis en una maceta de su balcón, informaron hoy fuentes judiciales.

La resolución fue adoptada por la Sala I del Tribunal, que de esta manera ratificó su criterio esbozado en diversos casos donde había avalado que no es delito la tenencia de droga para consumo personal.

El caso analizado corresponde a un hombre a quien le detectaron seis plantas de “cannabis sativa” sembradas en una maceta en el balcón de su departamento ubicado en la calle Venezuela en el barrio porteño de Boedo. El juez federal Sergio Torres procesó al sujeto por violación al artículo 5 de la ley 23.737 al considerar que estaba probado que el imputado “cultivaba plantas de marihuana para luego producir estupefacientes y destinarlos al consumo personal”. Torres luego dispuso que el imputado sea sometido a un tratamiento de rehabilitación para su adicción. Esa norma citada por el juez castiga con penas de entre un mes y dos años de prisión a quien “siembre o cultive plantas o guarde semillas utilizables para producir estupefacientes (…) cuando por la escasa cantidad sembrada o cultivada y demás circunstancias surja inequívocamente que ella está destinada a obtener estupefacientes como consumo personal”. El defensor oficial del acusado consideró que el procesamiento dictado por el juez “traspone el ámbito de privacidad ajeno a la autoridad de los magistrados”. Es que a su criterio la conducta de su asistido “no pone en riesgo siquiera de un modo potencial la salud público y por ello no se inmiscuye en el ámbito público, es decir el relativo a las reglas de moral intersubjetiva”. Al analizar el caso, los camaristas Eduardo Farah y Eduardo Freiler coincidieron con la postura del defensor oficial al ser análoga a la adoptada en los casos de tenencia de droga para consumo personal. “La norma analizada presenta problemas equivalentes a aquellos que hemos detectado respecto de la figura que reprime la tenencia de estupefacientes para consumo personal cuya inconstitucionalidad hemos declarado en diversas oportunidades”, subrayaron los jueces, dijeron las fuentes. Por ese motivo decidieron decretar la inconstitucionalidad “del articulo 5 inc. A de la ley 23.737” y disponer el sobreseimiento del acusado.

Construcciones con cáñamo

junio 12, 2008

Ladrillos de cáñamo, el hermano verde del rey del andamio

  • Los ladrillos de cáñamo son tan resistentes como los de arcilla y más ecológicos
  • Su componente aislante y la resistencia a las cargas y el fuego son algunas ventajas
  • El inconveniente es que el material tiene un coste más elevado de lo habitual
Cannabric)


El ladrillo de cáñamo es más resistentes que los comunes. (FOTO: Cannabric)


MÁLAGA.- No todo el cáñamo es marihuana. Sus fibras se empleaban ya hace 8.000 años y hoy está presente desde el sector textil a la automoción, pasando por la producción de semillas y aceites o combustibles ecológicos y plásticos. Uno de sus usos más desconocidos y con mayor recorrido es el de la construcción. Una empresa lo destina a revolucionar el mundo inmobiliario y hacer ladrillos sin necesidad de arcilla.

Hace nueve años, la arquitecto alemana Monika Brümmer montó en Guadix (Granada) la empresaCannabric, donde fabrica artesanalmente ladrillos de cáñamo, tan resistentes como los normales peroinfinitamente más ecológicos. Y a pesar de lo que se pueda pensar por su relación con el cannabis, están homologados y su uso constructivo es perfectamente legal.

Todo empezó con el proyecto de fin de carrera de esta arquitecto, que versaba sobre nuevas formas de construir viviendas con materiales vegetales. De ahí, y tras muchos ensayos, salió este invento.

Están homologados y su uso constructivo es perfectamente legal


El bloque está formado por fibras vegetales de cáñamo industrial, cal hidráulica natural y una mezcla de minerales, además de tierra procedente de las cuevas de Guadix. “Los componentes se mezclan, se prensan unos bloques macizos y se secan al aire, por lo que el consumo de energía en la fabricación es bajísimo”, explica Brümmer.

Entre las ventajas de estos labrillos naturales está su componente aislante, lo cual hace que las viviendas hechas con cáñamo tengan las mismas características que las casas cuevas granadinas. “Las casas hechas de Cannabric tienen un elevado confort térmico, acústico y bioclimatico. Estos ladrillos regulan las temperaturas y la humedad ambiental, como en una cueva pero con muros exteriores de tan sólo 30 centímetros de espesor”, comenta la promotora de este nuevo tipo de ladrillo.

‘Estos ladrillos regulan las temperaturas y la humedad ambiental, como en una cueva’


Es resistente a las cargas y al fuego, sirve para fabricar edificios de varias alturas y, además, contribuye a cuidar el medio ambiente. A esto hay que añadir que con el cultivo de este tipo de cáñamo (que no hay que confundir con el de la marihuana) se mejoran los suelos y se reduce la contaminación ambiental, dado que no precisa de herbicidas ni pesticidas.

Entre sus inconvenientes está el precio. Un ladrillo con medidas 30 x 14,5 x 10,5 centímetros, ronda el euro, mientras que los ladrillos cerámicos (que suelen medir 24 x 11,5 x 6 centímetros) tienen un coste de entre 0,10 euros y 0,40 euros cada uno. “El coste de material es algo mas elevado que en la construcción habitual, pero es un coste que se amortiza en pocos años con el gran ahorro energético que conlleva su empleo”.

Cannabric)A la derecha, una construcción con ladrillos de cáñamo. A la izquierda, la propia fábrica de ladrillos en la localidad de Guadix. (FOTOS: Cannabric)

Otra de las pegas es que los morteros y posibles revestimientos del muro deben ser de materiales naturales, nada de pinturas sintéticas. Aún así, el bloque en sí tiene un alto valor estético para estancias con un estilo rústico, puesto que es macizo y denso, de color beige y con una textura fibrosa. Además, comparado con con otros materiales aislantes como el pladur o la madera, requiere un trabajo algo más engorroso y lento para su instalación.

Cáñamo francés

Por otro lado, actualmente en España apenas se cultiva el cáñamo, por lo que Cannabric lo importa de Francia. No obstante, Brümmer se ha mostrado convencida de que poco a poco volverán a proliferar estos cultivos en España, porque el cáñamo es un material muy recomendado en zonas del sur de Europa, donde se alternan temperaturas extremas de calor y frío.

[foto de la noticia]

Por el momento, la empresa todavía trabaja para “una minoría de gente que quiere una casa sana y saludable, como una segunda piel, en la que el consumo de energía es muy bajo”, según Brümmer. Es decir, personas que quieren una vivienda bioclimática cien por cien.

Aún así, ya hay casas hechas o rehabilitadas con cáñamo por toda España, incluida la ciudad de Madrid, sobre todo viviendas unifamiliares. Además, existenmonumentos históricos que han sido restauradosgracias a estos peculiares ladrillos, como un monasterio de la provincia de Palencia.

suvivienda.html

Principios del Uso Responsable de la Marijuana

junio 12, 2008

Someter a los individuos a duras penas criminales y civiles, cuando la marijuana es usada responsablemente, no provee ningún beneficio público y causa terribles injusticias. Por motivos de seguridad pública, salud pública, economía y justicia, las leyes prohibitivas deberían ser cambiadas hasta el punto de no penalizar el uso responsable de la marijuana..

En base a esta declaración, la Junta Directiva NORML intenta definir “uso responsable de la marijuana” en la siguiente manera:

I. Solamente Adultos

El consumo de la marijuana es solamente para adultos. Es irresponsable proveer de marijuana a los niños.

Muchas cosas y actividades son apropiadas para los pequeños, otras simplemente no lo son. Los niños no manejan autos, no hacen contratos o se casan y no deben usar drogas. Así como es poco realista pedir abstenerse de por vida a los autos, contratos y casarse, también es poco realista esperar que la gente se abstenga, de por vida, de los intoxicantes, incluyendo el alcohol. Más bien, nuestra esperanza y deseo para los mas pequeños es que ellos crezcan y sean responsables adultos. Nuestra obligación es demostrarles qué significa eso.

II. No Conduzcas

El consumidor responsable de marijuana no maneja un vehículo motorizado u otra maquinaria peligrosa bajo la influencia de la misma, ni (al igual que otros ciudadanos responsables) cuando está bajo la influencia de cualquier otra sustancia o condición, incluyendo algunas medicinas y fatiga.

A pesar de que muchos expertos opinan que la marijuana es mucho más segura para los conductores que el alcohol y muchas medicinas, los consumidores responsables de marijuana nunca operan vehículos motorizados bajo su influencia. La seguridad pública no solamente demanda que las personas que conduzcan bajo la influencia de la marijuana sean sacadas de la carretera, sino que se desarrollen y utilicen medidas de debilitación más objetivos que un examen químico.

III. Valores y Circunstancias

El consumidor de marijuana responsable considera detenidamente sus valores y las circunstancias presentes, autoregulando su consumo.

“Valores” se refiere a la actitud, experiencia y personalidad del consumidor. “Circunstancias” se refiere a las condiciones físicas y sociales del usuario. El consumidor de marijuana responsable será cauteloso frente al tiempo, lugar, estado mental, etc. y no tiene duda en decir “no” cuando esas condiciones no son apropiadas para una segura, placentera y/o productiva experiencia.

IV. Resiste el Abuso

El uso de la marijuana hasta el punto de dañar la salud o interferir en el desarrollo y realización personal, es abuso, que debe ser evitado por el usuario de marijuana responsable.

Abuso significa peligro. El uso indiscriminado de marijuana es peligroso. Con medida, no lo es. El uso peligroso debe ser evitado; aquel que no lo es, no.

Las guerras han sido llevadas sosteniéndose con el nombre de erradicación del “abuso de las drogas”. Sin embargo, en vez de centrarse en el abuso, se emplean las medidas de control apuntando a cualquier uso de drogas, sea este abuso o no. Si el abuso de marijuana debe ser perseguido, es esencial desarrollar claras medidas que permitan identificarlo.

V. Respeta los Derechos de los Demás

El usuario de marijuana responsable no viola los derechos de los demás. Observa las normas aceptadas de cortesía y conveniencia pública. Respeta las preferencias de aquellos que desean evitar la marijuana por completo.

Nadie debe violar los derechos de los demás, y el uso de ninguna substancia es una excusa para ello. Pese al estado legal del uso de la marijuana, los usuarios responsables deben adherirse a los protocolos de fumar tabaco en lugares públicos y privados.

Adoptado por la Junta Directiva de NORML
3 de Febrero de 1996
Washington, DC


CASACION BONAERENSE DECLARO INCONSTITUCIONAL PENAR LA TENENCIA DE DROGA

junio 5, 2008

Para no castigar a la víctima

La sala III de la Cámara de Casación provincial determinó que no se debe castigar la tenencia de droga para uso personal sin ostentación pública. El fallo se suma a otro similar de la sala I de la misma cámara, que tuvo lugar la semana pasada.

Otra sala de la Cámara de Casación bonaerense determinó, según se supo ayer, que es inconstitucional penar la tenencia de drogas para uso personal cuando ésta se ejerza “en la intimidad y sin trascendencia a terceros”. Se trata de un fallo de la sala III que sobreseyó a una persona detenida por tener marihuana entre sus pertenencias. Hace una semana se conoció una decisión similar por parte de la sala I, cuyos jueces consideraron que el Estado, al criminalizar al usuario de drogas, adopta “un criterio paternalista y autoritario que resulta ajeno al principio de autonomía de la persona”.

En la sentencia de la sala III, el juez Víctor Violini recordó que “la mayoría automática” de la Corte Suprema menemista ya no integra el máximo tribunal nacional, por lo que no corresponde seguir la jurisprudencia que ésta había establecido, a través del fallo Montalvo, y que abogaba por penalizar la tenencia para consumo personal.

El imputado había sido detenido luego de que se comprobara que tenía marihuana en un paquete de cigarrillos ubicado en la puerta delantera izquierda de su auto y en un bolsa de nylon en el baúl. En función del lugar donde se hallaba la sustancia, el tribunal determinó que el acusado “no hacía gala ni ostentación de la misma, ni incitaba a terceros a consumir, forzoso era concluir que la acción resultaba estrictamente privada en los términos del artículo 19 de la Constitución, motivo por el cual se procedió a la declaración de inconstitucionalidad de la norma”.

Al respecto, el juez Violini –respaldado por su colega de Cámara, Ricardo Borinsky– rescató el voto del actual integrante de la Corte Suprema Enrique Petracchi en el fallo Bazterrica, quien expresó que “las acciones privadas de los hombres no se transforman en públicas por el hecho de que el Estado decida prohibirlas” y que “no es función del Estado establecer el contenido de los modelos de excelencia ética de los individuos que lo componen”. De esta forma, los magistrados reafirmaron, el 28 de abril, la decisión del juez de Garantías que había dictado el sobreseimiento del imputado, medida apelada por la fiscalía ante la sala I de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de Morón.

Hace una semana, se conoció una sentencia de los jueces de la sala I de la Casación bonaerense, que declaró inconstitucional al artículo 14 de la Ley 23.737, que reprime el delito de tenencia para “consumo personal” con penas de un mes a dos años de prisión. Los magistrados Benjamín Sal Llargués, Carlos Natiello y Horacio Piombo mencionaron una de las tantas paradojas de la ley que “etiqueta de delincuente (al consumidor) y lo castiga no obstante considerarlo víctima de un ‘vicio’ o de ‘una conducta desviada’”. El acusado había sido detenido por tener entre sus ropas 0,4 gramo de marihuana. Los jueces también destacaron que “al penalizar al simple tenedor para consumo personal, el Estado adiciona a su problema de drogadicción la criminalización, insertándolo en el sistema penal”.

Libres, tras 115 días en prisión-Por Emilio Ruchansky

junio 3, 2008

 


Luego de pasar 115 días en prisión, el jueves pasado, por la noche, Fernando Oscar Rodríguez y su hijo Fernando Emanuel recuperaron la libertad. Ambos estaban acusados de tenencia de drogas para tráfico, luego de que la policía de Salta capital les allanara su domicilio y encontrara seis plantas de cannabis y 29 gramos de marihuana prensada. El caso fue relatado por Página/12 el 25 de marzo último. Ahora, el cambio de carátula de la causa –quedaron imputados por tenencia para uso personal y tenencia simple– fue determinante para conseguir la excarcelación, aunque ambos continúan procesados.

“Es la tumba, es como estar muerto en vida”, reflexionó Emanuel, que no bien dejó la celda se fue al almacén en busca de alfajores, caramelos, gaseosas y cigarrillos. Adentro, Emanuel y su padre conocieron a “los piperos” y el drama que rodea a estos adictos al paco. “Para ellos la cárcel funciona como un centro de rehabilitación, tienen un lugar para dormir y comida, la mayoría no se quería ir, es una locura”, comentó a Página/12 este joven diseñador y chef. En la alcaidía, conoció a homicidas, sicarios, mulas y narcos que esperaban ser juzgados y a quienes les resultaba provechoso que su padre esté en la misma celda. “Sabían que si me apretaban a mí, saltaba él y viceversa, fue un infierno”, contó Emanuel.

Durante los casi cuatro meses que estuvieron presos, padre e hijo sufrieron las incongruencias del sistema penal. La alcaidía debería ser un lugar de paso, de hecho quienes pasan por allí son procesados y no condenados, pero los Rodríguez se quedaron estancados. “Veíamos entrar y salir a los piperos y otra gente, pero a nosotros no nos soltaban”, recordó el joven, quien aseguró: “Teníamos que hacer pis en una botella y defecar en bolsas porque los guardias no nos dejaban ir al baño. Cuando venían los de derechos humanos nos hacían tirar todo para que no se dieran cuenta de las condiciones en las que nos tenían”.

Ahora, Emanuel y su padre tendrán que firmar cada quince días en el juzgado y demostrar su inocencia, aunque en teoría esta responsabilidad le concierne a la Justicia.