Libres, tras 115 días en prisión-Por Emilio Ruchansky

junio 3, 2008

 


Luego de pasar 115 días en prisión, el jueves pasado, por la noche, Fernando Oscar Rodríguez y su hijo Fernando Emanuel recuperaron la libertad. Ambos estaban acusados de tenencia de drogas para tráfico, luego de que la policía de Salta capital les allanara su domicilio y encontrara seis plantas de cannabis y 29 gramos de marihuana prensada. El caso fue relatado por Página/12 el 25 de marzo último. Ahora, el cambio de carátula de la causa –quedaron imputados por tenencia para uso personal y tenencia simple– fue determinante para conseguir la excarcelación, aunque ambos continúan procesados.

“Es la tumba, es como estar muerto en vida”, reflexionó Emanuel, que no bien dejó la celda se fue al almacén en busca de alfajores, caramelos, gaseosas y cigarrillos. Adentro, Emanuel y su padre conocieron a “los piperos” y el drama que rodea a estos adictos al paco. “Para ellos la cárcel funciona como un centro de rehabilitación, tienen un lugar para dormir y comida, la mayoría no se quería ir, es una locura”, comentó a Página/12 este joven diseñador y chef. En la alcaidía, conoció a homicidas, sicarios, mulas y narcos que esperaban ser juzgados y a quienes les resultaba provechoso que su padre esté en la misma celda. “Sabían que si me apretaban a mí, saltaba él y viceversa, fue un infierno”, contó Emanuel.

Durante los casi cuatro meses que estuvieron presos, padre e hijo sufrieron las incongruencias del sistema penal. La alcaidía debería ser un lugar de paso, de hecho quienes pasan por allí son procesados y no condenados, pero los Rodríguez se quedaron estancados. “Veíamos entrar y salir a los piperos y otra gente, pero a nosotros no nos soltaban”, recordó el joven, quien aseguró: “Teníamos que hacer pis en una botella y defecar en bolsas porque los guardias no nos dejaban ir al baño. Cuando venían los de derechos humanos nos hacían tirar todo para que no se dieran cuenta de las condiciones en las que nos tenían”.

Ahora, Emanuel y su padre tendrán que firmar cada quince días en el juzgado y demostrar su inocencia, aunque en teoría esta responsabilidad le concierne a la Justicia.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: