Archive for the 'No solo para fumar' Category

Cáñamo para construir

septiembre 24, 2008

La arquitecta Monika Brümmer fabrica en Guadix unos ladrillos de cáñamo para la construcción bioclimática

CADA día llegamos a casa y encendemos la calefacción -cuando no nos la hemos dejado encendida-. Parte de nuestra calefacción a va a parar a no se sabe dónde y termina en ese concepto llamado calentamiento global. Al llegar el verano hacemos tres cuartos de lo mismo con el aire acondicionado. Parte de nuestras fugas aparece reflejada puntualmente en la factura de la luz o del gas. Tal vez, pensamos, es el precio calculado en euros y sus céntimos del confort. Eso es lo que cuesta vivir bien.

Sin embargo, nuestras viviendas no están bien construidas, utilizamos materiales que no nos hacen perder más que ganar y España, asegura la arquitecta Monika Brümmer, se ha convertido en la potencia europea del derroche energético. Brümmer es arquitecta y, además, la creadora de un material llamado Cannabric. El mismo cáñamo de las alpargatas y de los aperos de labranza de toda la vida sirve ahora para construir viviendas.

¿Qué es el Cannabric? Es un material de construcción, un bloque realizado con base de cáñamo. Este ladrillo lo desarrolló Monika hace una docena de años. La arquitecta buscó al finalizar sus estudios y como parte de su tesis un material que le ofreciese mejores calidades de aislamiento que los materiales convencionales.

Monika encontró la base para este material constructivo en el cáñamo. Lo que no halló en el mercado, lo fabricó y así nació el Cannabric, con mayúscula porque es nombre propio y, además, está patentado. Su fabricación la realiza en Guadix, aunque se aplicación está cada vez más extendida.

Bioconstrucción

El ladrillo de cáñamo cumple con todos los requisitos de un buen material de construcción. A saber: eficaz para soportar las cargas, ofrece protección contra la humedad y contra la intemperie. En un solo bloque encontramos estas herramientas para una vivienda. El Cannabric es un una eficaz herramienta para la bioconstrucción, asegura Brümmer, quien especifica que por un lado, es un material ecológico desde el punto de vista de su fabricación, es decir, necesita poca energía para su producción. El bloque está formado por fibras vegetales de cáñamo industrial, cal hidráulica natural y una mezcla de minerales, además de tierra. «Los componentes se mezclan, se prensan unos bloques macizos y se secan al aire, por lo que el consumo de energía en la fabricación es bajísimo», explica Brümmer.

Por otro lado, garantiza el ahorro energético de las viviendas construidas con este bloque. Su inventora, Monika Brümmer, añade una características más, es un material transpirable y se amolda a la perfección a las distintas estaciones del año. Su relación con la humedad ambiental también obtiene un sobresaliente a juzgar de lo que dice la arquitecta. «Creamos un material que absorbe humedades ambientales y las ceden a la vivienda cuando ésta lo necesita», dice. Adiós humidificadores, la vivienda construida con Cannabric, dice Monika, mantiene siempre los niveles óptimos de humedades ambientales. Y con el calor y el frío el Cannabric hace tres cuartos de lo mismo.

Es un material de construcción se adapta a la imaginación del arquitecto. Permite la construcción con formas «orgánicas», curvas y es fácilmente adaptable.

Claro, no todo son ventajas. El primer inconveniente es que el material es poco conocido. Al buen conocedor de la la ley de la oferta y la demanda no se le escapa que el ladrillo de Cannabric es más caro que los de barro tradicionales. Sin embargo, si todas sus características son ciertas, basta sacar la calculadora y comprobar que la inversión se amortiza con el tiempo.

Casas saludables

Por el momento, la empresa todavía trabaja para «una minoría de gente que quiere una casa sana y saludable, como una segunda piel, en la que el consumo de energía es muy bajo», según Brümmer. Es decir, personas que quieren una vivienda bioclimática cien por cien. Aún así, ya hay casas hechas o rehabilitadas con Cannabric por toda España, incluida la ciudad de Madrid, sobre todo viviendas unifamiliares. Además, existen monumentos históricos que han sido restaurados gracias a estos peculiares ladrillos, como un monasterio de la provincia de Palencia.

Fonte: ideal.es

Anuncios

Un posible futuro cercano y deseable

septiembre 7, 2008

Suena el despertador a la hora habitual, el limpio sol comienza su viaje y tú, tu particular día.

Has descansado sobre un mullido colchón relleno de cañamiza y cubierto por suaves y duraderas sabanas de telas hiladas de cáñamo. Después del salto de la cama, tus pies se encuentran con una alfombra suave que tienes a un lado, por supuesto su composición es en base a fibras de cáñamo.

Los olores ambientales de tu habitación están impregnados de las neutras materias vegetales que lo componen, esta aislada térmicamente con mantas de cáñamo en paredes, techo y suelo. Una parte de las paredes maestras y muros de tu casa están realizadas con bloques de Cannabric, donde la cañamiza esta unida a la cal y la tierra compactada. La madera del suelo que pisas, que está certificada por el FSC, está tratada con una mezcla de aceites, resinas y pigmentos vegetales. El aceite de cáñamo es la base de sus composiciones y todos los ingredientes provienen de la agroindustria ecológica de tu país.

También los has usado para el tratamiento, aplicando los tonos y colores que definen tu personalidad, de tu cama, la mesita de noche y el armario. Incluso el cáñamo forma parte de un bio-compuesto innovador utilizado en las sillas de diseño que incorporaste últimamente.

Hoy toca ducha, y el agua calentada ayer y almacenada en el depósito del captador solar, que tienes en la terraza comunitaria gracias a una ordenanza solar, comienza a tonificarte. Te enjabonas, usas el champú y el acondicionador de pelo que tienen en su composición derivados del cáñamo. Estas content@ y cantas en la ducha porqué además sabes que estás gastado la mitad de los recursos al tener un eficiente economizador de agua y energía instalado en la grifería.
Estas pletóric@ al saber que comienzas el día de forma eficiente. Mientras té estas secando con una suave y súper absorbente toalla de fino tejido de cáñamo. Por supuesto, tus pies están cálidamente situados sobre otra esterilla de baño, también de cáñamo, como no.

Té limpias tus oídos con el palito habitual, que es reutilizable y que en sus extremos tiene un fieltro de cáñamo. Después te echas una loción, muy suave, que te da ese toque personal de un humano sostenible más y que en su composición, aparte de aceite de cáñamo, incorpora los aceites esenciales que más te hacen vibrar. Como siempre que acucia el frío, te pones el bálsamo para los labios elaborado con cáñamo y que tiene una carcasa de plástico reciclado. Observas que pronto te hará falta reponer papel higiénico, que desde hace mucho tiempo está fabricado con pulpa de cáñamo.
Te colocas los pantalones, la camisa y la chaqueta, después los calcetines que nunca tienen mal olor, hasta ahora todos de fibras hiladas de cáñamo. La misma materia está en los cordones de tus zapatos, que también y combinados con otros compuestos compostables incorporan tu fibra preferida. Así se consigue una eficaz impermeabilización sin dejar de transpirar.

Debes nutrirte para un día de fuerte actividad laboral y también social, después de la jornada laboral tienes comprometido el colaborar en la elaboración de la pancarta realizada con fuerte tela de cáñamo, para protestar contra las tropelías de la empresa petroquímica de la zona que se resiste a aplicar los mínimos cambios para su eco renovación reclamada por la mayoría.

El suelo que pisas en la cocina es de linóleo con base de cáñamo. Te preparas una mezcla de copos de cereales que acompañas con una torta de harina de cáñamo bañado todo ella con un tazón rebosante de leche de cáñamo de cultivo ecológico. Mientras escuchas por la radio las noticias del día, té enteras de que el sector del cáñamo industrial prospera debido a la renovación de los antiguos sectores petroquímicos.

Has aprovechado para prepararte la sabrosa ensalada que te llevas al curro, entre sus ingredientes están los nutritivos cañamones y su excelente y equilibrado aceite, ecológicos, ya que la industria agroalimentaria a nivel general, por fin produce de forma sostenible y saludable los alimentos.
En una ojeada al periódico local impreso con tinta de cáñamo sobre papel reciclado de cáñamo té enteras que la agroindustria cañamera es la mayor generadora de empleo del sector rural de tu región. Además te encuentras con la oferta de un establecimiento de la ciudad que ofrece productos para el hogar, curiosamente estas sentado en una silla de fibras compuestas y tapizada con una resistente tela de cáñamo idéntica a la de la foto.

Recoges el plato y lo lavas con agua caliente solar usando un jabón neutro y un estropajo, ambos derivados del cáñamo. Todo el mobiliario de tu cocina está construido con tablero de fibras de cáñamo.

Sales de tu casa llevando en tu cartera de cáñamo todo lo que te hace falta además de un poco de dinero en forma de billetes impresos sobre resistente papel de cáñamo.
El cielo está de un azul impoluto, y a pesar de la presencia solar, la mañana invernal es fría.

El transporte público en tu comunidad es muy eficaz. Hoy lo has elegido para recorrer los 16 kilómetros de distancia a tu trabajo. Esto es porque hace un frío que pela, sino la bici hubiese sido la elegida.

Desde la ventanilla del bus llegas a otear, aparcado en las cercanías de tu vivienda, una de las mayores y emocionantes inversiones que has hecho en tu vida para moverte. Un innovador hipercoche, que consume 1,5 litros de biocarburante obtenido a partes iguales de aceite de calidad no alimentaria y del recuperado post-consumo, ambos de cáñamo. Su tapicería y otros componentes, incluso su chasis están construidos con biocompuestos que incorporan las fibras resistentes del cáñamo y está totalmente ecodiseñado para un reciclaje total. Cada kilómetro que recorres con el, se suman a tu cuenta de felicidad ambiental personal.

El autocar que te traslada lleva ya tiempo funcionando con biodiesel, donde más del 30 % es aceite de cáñamo. Durante el viaje tienes tiempo para escuchar 5 canciones, que has grabado en un CD fabricado con almidón de cáñamo y que podrías desechar echándolo en la recogida selectiva con destino a la planta de compostage.

Mientras te alegras con la música vas leyéndote un libro impreso con tinta y papel de cáñamo que trata sobre el factor 10, técnicas para hacer las cosas que hacemos pero consumiendo 10 veces menos de la energía de utilizamos, un tema ya implementado en tu sociedad pero con un gran futuro para otros países que no tienen todavía a pleno funcionamiento sus sistemas sociales. Me alegra este compromiso intelectual y solidario.

Los campos de cultivo de cáñamo invaden las zonas menos fértiles de tu comunidad, las verduras de invierno comparten los limites de los campos que ves desde la ventanilla. En un semáforo, la amable mirada de un grupo de agricultores se convierte en saludos cruzados. Están descansado después del laboreo de la tierra, acondicionando el suelo después de haber recogido la segunda cosecha anual. A la vista está la factoría local que se nutre de las cosechas y transforma el cáñamo en fibras, pulpa y aceites para otras industrias. La economía rural de tu comunidad lleva ya algunos años revivida y florece con la misma intensidad que los campos de cáñamo. Las calidades de las aguas freáticas han mejorado y hambrientas aves se nutren de cañamones esparcidos voluntariamente por los humanos y que en agradecimiento devuelven sus trinos alegres.

Llegas a tu puesto de trabajo, y percibes como un estado de excitación envuelve a tus compañeros. Los responsables de producción acaban de anunciar el número 3 millones de calcetines de cáñamo hechos por tu empresa. Un brindis colectivo con cerveza de cáñamo producida en tu región da la bienvenida a un sostenible día en un mundo posible.

¿Te has preguntado más de una vez, porque una planta tan bondadosa no ha sido uno de los ejes de una sociedad moderna, hasta ahora? ¿Conoces la evolución tecnológica, la economía del petróleo y las posibilidades lúdicas de una variedad del cáñamo? Sin embargo, queda una pregunta clave ¿porque lo lógico y más sostenible no ha pesado más en el progreso de nuestra civilización?. Lo reconfortante siempre es ver como se van respondiendo con hechos nuestras dudas.

Como activista de una economía solar gracias a una agricultura sostenible que convierte el sol y los nutrientes en energía material, y tras un día intenso, retornas a tu casa con la idea de no tardar mucho en meterte en la cama. Eso sí, no sin antes compartir el tiempo con un vecino anciano, todo un vector de sabiduría. Te comenta que cuando era joven se dejó la piel cultivando el cáñamo y procesándolo en la pequeña fábrica cordelera de su pueblo.


Acabas y comienzas el ciclo diario dentro de una economía sostenible y solar que está al servicio de la familia humana y demás miembros que disfrutan del vivir en este maravilloso planeta tan real.

Buenas noches, amig@.

Fonte: Terra.org

Construcciones con cáñamo

junio 12, 2008

Ladrillos de cáñamo, el hermano verde del rey del andamio

  • Los ladrillos de cáñamo son tan resistentes como los de arcilla y más ecológicos
  • Su componente aislante y la resistencia a las cargas y el fuego son algunas ventajas
  • El inconveniente es que el material tiene un coste más elevado de lo habitual
Cannabric)


El ladrillo de cáñamo es más resistentes que los comunes. (FOTO: Cannabric)


MÁLAGA.- No todo el cáñamo es marihuana. Sus fibras se empleaban ya hace 8.000 años y hoy está presente desde el sector textil a la automoción, pasando por la producción de semillas y aceites o combustibles ecológicos y plásticos. Uno de sus usos más desconocidos y con mayor recorrido es el de la construcción. Una empresa lo destina a revolucionar el mundo inmobiliario y hacer ladrillos sin necesidad de arcilla.

Hace nueve años, la arquitecto alemana Monika Brümmer montó en Guadix (Granada) la empresaCannabric, donde fabrica artesanalmente ladrillos de cáñamo, tan resistentes como los normales peroinfinitamente más ecológicos. Y a pesar de lo que se pueda pensar por su relación con el cannabis, están homologados y su uso constructivo es perfectamente legal.

Todo empezó con el proyecto de fin de carrera de esta arquitecto, que versaba sobre nuevas formas de construir viviendas con materiales vegetales. De ahí, y tras muchos ensayos, salió este invento.

Están homologados y su uso constructivo es perfectamente legal


El bloque está formado por fibras vegetales de cáñamo industrial, cal hidráulica natural y una mezcla de minerales, además de tierra procedente de las cuevas de Guadix. “Los componentes se mezclan, se prensan unos bloques macizos y se secan al aire, por lo que el consumo de energía en la fabricación es bajísimo”, explica Brümmer.

Entre las ventajas de estos labrillos naturales está su componente aislante, lo cual hace que las viviendas hechas con cáñamo tengan las mismas características que las casas cuevas granadinas. “Las casas hechas de Cannabric tienen un elevado confort térmico, acústico y bioclimatico. Estos ladrillos regulan las temperaturas y la humedad ambiental, como en una cueva pero con muros exteriores de tan sólo 30 centímetros de espesor”, comenta la promotora de este nuevo tipo de ladrillo.

‘Estos ladrillos regulan las temperaturas y la humedad ambiental, como en una cueva’


Es resistente a las cargas y al fuego, sirve para fabricar edificios de varias alturas y, además, contribuye a cuidar el medio ambiente. A esto hay que añadir que con el cultivo de este tipo de cáñamo (que no hay que confundir con el de la marihuana) se mejoran los suelos y se reduce la contaminación ambiental, dado que no precisa de herbicidas ni pesticidas.

Entre sus inconvenientes está el precio. Un ladrillo con medidas 30 x 14,5 x 10,5 centímetros, ronda el euro, mientras que los ladrillos cerámicos (que suelen medir 24 x 11,5 x 6 centímetros) tienen un coste de entre 0,10 euros y 0,40 euros cada uno. “El coste de material es algo mas elevado que en la construcción habitual, pero es un coste que se amortiza en pocos años con el gran ahorro energético que conlleva su empleo”.

Cannabric)A la derecha, una construcción con ladrillos de cáñamo. A la izquierda, la propia fábrica de ladrillos en la localidad de Guadix. (FOTOS: Cannabric)

Otra de las pegas es que los morteros y posibles revestimientos del muro deben ser de materiales naturales, nada de pinturas sintéticas. Aún así, el bloque en sí tiene un alto valor estético para estancias con un estilo rústico, puesto que es macizo y denso, de color beige y con una textura fibrosa. Además, comparado con con otros materiales aislantes como el pladur o la madera, requiere un trabajo algo más engorroso y lento para su instalación.

Cáñamo francés

Por otro lado, actualmente en España apenas se cultiva el cáñamo, por lo que Cannabric lo importa de Francia. No obstante, Brümmer se ha mostrado convencida de que poco a poco volverán a proliferar estos cultivos en España, porque el cáñamo es un material muy recomendado en zonas del sur de Europa, donde se alternan temperaturas extremas de calor y frío.

[foto de la noticia]

Por el momento, la empresa todavía trabaja para “una minoría de gente que quiere una casa sana y saludable, como una segunda piel, en la que el consumo de energía es muy bajo”, según Brümmer. Es decir, personas que quieren una vivienda bioclimática cien por cien.

Aún así, ya hay casas hechas o rehabilitadas con cáñamo por toda España, incluida la ciudad de Madrid, sobre todo viviendas unifamiliares. Además, existenmonumentos históricos que han sido restauradosgracias a estos peculiares ladrillos, como un monasterio de la provincia de Palencia.

suvivienda.html

Los indios sioux construyen sus hogares con cáñamo

mayo 18, 2008

La tribu de los indios sioux Oglala, de Dakota del Sur (EE.UU.), ha dado un nuevo uso al cáñamo convirtiéndolo en un material de construcción novedoso y revolucionario.

El material en cuestión, denominado “hempcrete” -“hemp” (cáñamo) y “concrete” (hormigón)- es mucho más ligero, duro y resistente a los cambios climáticos que el hormigón tradicional y ofrece a los habitantes de la reserva sioux la posibilidad de volver a llevar una vida independiente y sostenible. Tras muchos esfuerzos a través de diversas campañas legales, la asociación LUA -que lucha en favor de los derechos de esta tribu- ha conseguido recientemente que se reconozca el derecho de la tribu a cultivar y cosechar cáñamo industrial , si bien llevaba años creciendo en sus praderas de forma natural desde el siglo XIX.

La presidenta de dicha asociación y miembro de la tribu sioux Oglala, Loretta Afraid Of Bear Cook: “el cáñamo no necesita productos químicos y nos permite cuidar de nuestro pueblo de forma autónoma”. Joe American Horse, director del programa LUA y antiguo presidente del Consejo Sioux afirma: “nuestra gente solía utilizar el búfalo para comer, vestirse y para la construcción, y ahora el cáñamo puede hacer todo eso”. Además de proporcionarles un sustento económico, el cultivo del cáñamo les permitirá reducir su dependencia de los escasos recursos naturales y favorecerá la preservación ecológica mundial. “De este modo podemos ayudar a nuestro pueblo y también a nuestro ambiente” comentaba.

Es fundamental que nuestra reserva cuente con viviendas sólidas y duraderas ya que en esta zona son frecuentes los tornados y los vientos huracanados que destruyen nuestros hogares. El anterior presidente de EE.UU., Bill Clinton, visitó la zona y reconocía en sus declaraciones que “nos hay nada más importante para construir una comunidad firme y un futuro prometedor que un hogar sólido.” Los miembros de LUA han terminado recientemente la construcción de su primer casa de cáñamo fabricada enteramente con recursos propios. Dicha vivienda será para Ernest Afraid of Bear, un líder espiritual sioux de 71 años de edad. Debido a su edad ninguna entidad financiera le concedía una hipoteca para comprar o construir una vivienda convencional así que la tribu decidió construirla utilizando “hempcrete”. Al mismo, el proyecto ha servido para crear puestos de trabajo en la construcción para miembros de la comunidad sioux.

En total se han designado 16 hectáreas de terreno de la reserva para cultivar cáñamo. Los precios del trigo y el ganado han bajado tanto que han dejado de ser rentables, si bien la tribu tiene planes alternativos de agricultura sostenible entre los que se incluyen la reintroducción de rebaños de búfalos, la electricidad eólica, el cultivo de la equinácea azul -una planta cultivada y utilizada tradicionalmente por los nativos americanos mucho antes de su introducción en occidente- y el turismo, con la creación de posadas construidas de cáñamo. Son muchas las empresas productoras de cáñamo que han expresado su deseo de comprar los productos oleaginosos de la reserva para utilizarlos en gran cantidad de productos, desde cosméticos hasta snacks

www.hempology.org

Semillas para comer

mayo 15, 2008

Las semillas de cáñamo son quizá las mejores proteínas vegetales que existen pero hay que redescubrirlas ya que han caído hoy en día casi en deshuso. Si buscas proteínas vegetales ricas en nutrientes y digestivas piensa en las semillas de cáñamo.

Propiedades de las semillas de cáñamo

El cáñamo es una de las plantas más beneficiosas para el ser humano y el aprovechamiento de sus innumerables propiedades se remonta a miles de años.
Recordemos que del cáñamo se pueden hacer cuerdas, ropas, aceite de masaje, aceite para quemar, crece en terrenos incluso muy pobres, no necesita pesticidas, necesita poca agua, sirve para confeccionar papel, pinturas, etc. ¿Os parece poco?.

Una de las propiedades más interesante es el uso de las semillas de cáñamo como proteína vegetal tanto para humanos como para animales. Su riqueza en ácidos grasos las hacen muy aconsejables para cuidar o prevenir las enfermedades cardiovasculares. Participan en el buen funcionamiento del sistema inmune y son un potente antioxidante (ácidos grasos y vitaminas A y E).
Son ideales en caso de estreñimiento ya que tienen un altísimo porcentaje de fibra y son, a la vez, unas de las proteínas vegetales más digestivas.

Información nutricional de las semillas de cáñamo (por cada 100 gr.)

25 % de Proteína.
35 % de Hidratos de carbono.
35% de Aceite (ácidos grasos esenciales Omega 3 y Omega 6).
380 Kcal.

Si sorprende su altísimo nivel de proteínas vegetales también hay que destacar su asimilación o disponibilidad ya que contiene todos los aminoácidos esenciales y eso es muy importante para las personas vegetariana o que consumen, en general, pocas proteínas.

Aporta vitaminas A, C, D, E y del grupo B. Entre los minerales destaca su aporte de Calcio, Fósforo y Hierro.

Como incorporar las semillas de cáñamo a nuestra dieta

Las semillas de cáñamo se pueden consumir de muchas maneras: enteras, molidas, germinadas o en forma de aceite.

Enteras: tradicionalmente se ha usado añadiéndola a galletas y panes.

Trituradas: se puede añadir como condimento a ensaladas, pastas, sopas, etc.

Germinadas: es poco conocida esta forma de consumo y hay que tener en cuenta que sus propiedades siempre aumentarán aún más.

Harina: se puede utilizar como si fuera una harina normal para pizzas, pasteles, galletas, panes, hamburguesas vegetales, etc.

A nivel nutricional es muy interesante saber que estaremos consumiendo un producto libre de pesticidas ya que es una planta que no necesita ningún producto químico. El sabor es muy suave y agradable recordando un poco a semillas o frutos secos (girasol, avellanas o a nueces).

En 100gr                                  Soja                                     semillas de cañamo

Proteinas                                 35gr.                                     25gr.                                                       

Acido Linolènico(LNA)                1,5gr.                                   6gr.

Acido Linoleico(LA)                    8gr.                                      17gr.

Relacion LNA;LA(ideal 1.3)         1.7                                       1.3

Hierro                                       6mgr.                                   18mgr.

Fosforo                                     460mgr.                                820mgr.

Calcio                                       190mgr.                                170mgr

Fibra                                         5 gr.                                     35 gr.

La Soja es quizá, dentro de las proteínas vegetales, la más popular actualmente. Podemos ver que la Soja tiene más proteinas y un poco más de calcio.

En cambio las semillas de cáñamo tienen unas proteínas vegetales más digestivas (no son legumbres y además son ricas en ácidos aminados) y son también más completas a nivel de ácidos grasos (tanto en su cantidad como en la proporción entre ácido linolénico y el Linoleico).

Las semillas de cáñamo nunca provienen de cultivos modificados genéticamente mientras que la Soja (si no viene certificada de origen o produccción ecológica) puede serlo.

Las semillas de cáñamo no producen alergias mientras que la Soja puede producirlas en algunas personas.

 

 

 

 


Para que se usa el cañamo

mayo 15, 2008

Proporciona comida, ropa y un techo… Existe desde que el mundo es mundo, y es capaz de solucionar gran parte de nuestros problemas.

El cáñamo se considera la fibra textil de origen vegetal más larga, suave y resistente. Se puede hacer ropa, comida, casas, muebles, aceite nutritivo, forraje para animales, biomasa para calefacción, jabón, champú, sacos, aislantes, plásticos, fieltros, pinturas y barnices, biocombustibles y lubricantes, geotextiles contra erosión, campos de cultivo para purificación de agua, enriquecedor de suelo, etc.

Además su cultivo es sostenible, puesto que cada año crecen nuevas plantas listas para usar. El uso del cáñamo para fabricar papel acabaría con la deforestación. Las semillas de cannabis son el alimento vegetal con mayor valor proteínico (hasta un 34%) y de aceites grasos esenciales. Se considera el alimento más completo que se puede encontrar en una sola planta. Los ácidos grasos esenciales Omega3 y Omega9 que contiene son muy útiles en la prevención de artitis y reumatismos, entre otro gran número de afecciones.

El cáñamo industrial es la misma especie de planta de la que se fuma pero con un ínfimo contenido de sustancia psicoactiva.